Huevos Orgánicos

Producción de Huevos Orgánicos

En la producción de huevos orgánicos las gallinas no deben criarse en jaulas, ellas deben criarse teniendo libre acceso a pastos los cuales le permitan no sólo consumir parte de su dieta sino que el aire libre les permite expresar su comportamiento natural con lo cual se consigue su mayor bienestar. Las gallinas no aprovechan de la mejor forma el pasto debido a que su sistema digestivo no es similar al de los bovinos pero en el pasto también consiguen comer un poco de insectos.

En cada país hay normativas para definir tanto el alimento como los espacios necesarios para definir si una producción de huevos es orgánica o no, producción que tiene que ser certificada por una empresa o entidad certificadora.

En Brasil para que los huevos sean considerados como orgánicos el área donde las gallinas “pastean” debe ser de 3 m3/gallina si los pastos no son cultivados y de 1 m2/gallina si el “pasteo” es en pastos cultivados. En pastos cultivados se puede trabajar con pasteo rotacional.

Para el caso del alimento balanceado, se puede usar hasta un 20% de insumos convencionales siempre que no sean transgénicos. En el manejo sanitario se pueden aplicar las mismas vacunas que en la producción convencional pero el tratamiento de las enfermedades se hace con homeopatía o con plantas que cuenten con propiedades medicinales. En la producción orgánica la incidencia de enfermedades a sido menor debido a la menor densidad de cría.

 

Experiencia Productiva en Brasil

gallinas_lohmann_brownProductor en Brasil cría en una granja de 2 hectáreas 5.200 gallinas de la raza Lohmann Brown con las cuales consigue una producción diaria de 4.800 huevos. Las gallinas están en producción por 100 semanas y son alimentadas con ocho raciones diferentes. En el balanceado usado en las dietas se utilizan salvados orgánicos de maíz y de soya, los cuales cuestan 100% más que los convencionales pero esto se compensa con los huevos que se venden a un precio que es casi el doble del huevo convencional.

La granja cuenta con un galpón y dos “potreros”. Los galpones cuentan con comederos, bebederos, nidos, y un espacio con cordeles donde las gallinas trepan para dormir, asimismo el galpón cuenta con cortinas para usarse cuando la temperatura baja y “puertas” por donde las gallinas pueden entrar y salir según sea su voluntad. Los potreros son usados de manera rotacional cada uno por un plazo de 45 días, luego de los cuales las gallinas pasan al siguiente potrero. La inversión, considerando solo galpón y gallinas, es aproximadamente de US $ 15 dólares por gallina.

Cuando hay alguna enfermedad la granja trata a las gallinas con medicina homeopática o con plantas, en los casos de verminosis han utilizado exitosamente troncos y hojas frescas de plátanos.

 

Fuente:

Programa Globo Rural del 06/11/16

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *